Seguidores

martes, 5 de febrero de 2013

EL ABUELO


Observando el mar desde el albero,
Cuando las olas están ya en calma,
Y el fiero corazón que las agita,
Duerme en los brazos del sosiego,
Acuden a mi mente los recuerdos,
El cariño y dulzura de mi ABUELO.

Me pase la vida esperando,
Porque deseaba de ti mar, la FLOR,
Que un día, te llevaste por el horizonte,
Devuélvela, no te pertenece esa rosa,
Ni la vida en FLOR, que era mi abuelo,
No quiero sentir, tu cólera sin nombre, no.

En las doradas tardes del ocaso
Con mi pensamiento parto de VIAJE,
Recorro una por una las olas que atraes,
Y con fantasía, subo a la cresta de sus ondas,
Busco con ahínco y AMOR, a quien se…
Pudre en tus profundidades prisionero.


Entristecí, al ver la bruma surcar tus cabrilleos,
Y la luz del sol, brillar entre las negras nubes,
Yo tengo mi corazón como la espuma y…
Quisiera ser dura como las rocas mojadas,
Cuantos SUSPIROS de mi pecho brotan,
Y el TERROR me invade al penetrar la noche.

Solo brilla la luz del faro,
Bajo el manto de la oscuras tinieblas,
Recojo las velas que me trajeron,
A este VIAJE, de TERROR,
Y de AMOR, por el ABUELO,
Y con un SUSPIRO guardo su FLOR.

MAYTE

1 comentario:

  1. Maria, me alegro mucho volver a visitarte despues de varios meses de ausencia. Necesitaba un descanso.
    Por lo que he leido, quiero deducir que tu abuelo murió en el mar por algún motivo.
    Tiene que ser duro cuando miras el horizontes y el mar recordar esos momentos.
    Poema muy profundo y lleno de amor y nostalgia.
    Un fuerte abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar