Seguidores

viernes, 22 de marzo de 2013

MI GATA


 

No eran más silenciosos los silencios
 Ni más elegantes  las palmeras del desierto…
 Cuando el alba apunta  entre areniscas dunas,
Dando  un toque de majestuoso al paisaje,
Así eras,  para mi vista y mi alma. 
Tus andares suaves  llenos de calma,
Por un secreto felino de la naturaleza,
Tus ojos de mirada impenetrable,
Se fijaban en los míos,  y tú  lomo arqueado,
Invitaban a mis manos, deseosas de tocarte,
Percibo tu mirada de pantera acariciarme,
Te fuiste a la eternidad, pero no al olvido
En otra dimensión te hayas. Y eres la dueña,
De mi casa, de mis recuerdos,  de mi cariño.
                                                    MAYTE