Seguidores

sábado, 21 de septiembre de 2013

LORENZO


¡¡¡Lorenzo!!!  nombre de sol y alegría,
De donde viniste? Así de  repentino,
Como llegaste a mí? Es el destino?
Olor de jazmín ligero al viento.

Tus palabras llenas de simpatía,
Júbilo amistad y sosiego,
Amorosas, que alegran el alma mía,
En días de dolor y desconsuelo. 

Letras que llegan volando raudas,
Que… penetran en mi espacio vacío,
Amistad que llega a mi alma,
Ocupando mis momentos de asueto. 

Risas, alegres y piropos que  ruedan,
Por el cosmos… de las  olas  del viento,
Llegando hasta mí casa, mis aposentos,
 ¡Oh! Como suave  brisa, al amanecer.
Y tú, oculto, para no ser visto,
Enviándome  soplos de  aire, a mis sentidos,
Atrofiados de pena,  soledad y desaliento.
Gracias por ese denuedo de oxigeno fresco.
Gracias Lorenzo, por tu  éter, de suave  aroma.