Seguidores

martes, 23 de noviembre de 2010

DIALOGO CON UN PINO

Un tronco leñoso, feo,
De arriba abajo ..,
Mis ojos recorrieron,
Con estupor y rabia mas…
Quién fue esa mano mala?
Quien? a ti… daño?

Tú… pino quemado y negro
Atraes mi atención, me duele.
Vuelvo, le miro,¡¡ es carbón!!
Con ira, mucha ira,
Lo acaricio consolándolo,
Quién te quemó? Que extraño.

Él... me dijo no se, pero...
Hoy...con migo no pudieron,
No sientas ese pesar,
Vivir, he de poder, lo deseo,
Mi copa está verde.
Mirando al cielo, yo…
Al Señor ofrezco mi vida.


Mucho amor veo en ti,
Pregunté con admiración,
He de cumplir mi destino,
Dar piñas, sombra, al paseo,
Alegrar la vista con mi verdor
Leña para días de hielo,
Para eso me hizo Dios.

1 comentario:

  1. Aunque parezca surrealista, el diálogo, es algo que deberíamos hacer todos, preguntar a un pino cual es nuestro destino, tú lo tienes claro, cúmplelo.

    ResponderEliminar